Reseña Histórica

La Contraloría del Estado Bolivariano de Miranda fue creada mediante Ley el 6 de Diciembre del año 1962. Su creación tuvo por objeto en aquel momento establecer el control del Poder Legislativo Regional sobre los actos administrativos del Estado, por lo que en sus inicios fue un Órgano auxiliar del Órgano Legislativo Estadal, ello quedó claramente establecido en la Ley que dio origen a la Institución.

El 27 de septiembre de 1985 en la ciudad de Los Teques, la Asamblea Legislativa del Estado Miranda decreta la Ley Orgánica de la Contraloría General del Estado, estableciendo en dicha Ley que el Organismo ejercerá la suprema fiscalización, control y vigilancia de los ingresos, gastos y bienes estadales de su jurisdicción por medio de la Contraloría General del Estado, señalando que sus funciones deben ser ejercidas con imparcialidad y al margen de toda política partidista.

Desde su creación la Contraloría del Estado  Miranda, ha sido dirigida por 24 Contralores y ha pasado por diferentes procesos. El primer Contralor estadal fue Oswaldo Best en 1965, designado por la antigua Asamblea Legislativa, seguido de 18 Contralores designados  igualmente por la antigua Asamblea Legislativa. En el año 2000 el organismo fue intervenido por la Contraloría General de la República, quien designó a Dinorak Castillo como Contralora Interventora, seguida por Orlando Quevedo en el año 2003. En el  2004, la Contraloría estuvo a cargo de José Gregorio Salazar, también designado como Interventor  por la Contraloría General de la República, hasta el 2006.

Durante ese año 2004, en cumplimiento al artículo 163 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se dictó Resolución, mediante la cual se acordó sustituir el calificativo de “Contraloría General del Estado de Miranda”, con el cual se venía identificando la Institución, por el de “Contraloría del Estado Miranda”, por ser éste el término correcto de identificación del Organismo tal y como lo dispone nuestra Carta Magna y la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal. Posteriormente, con la entrada en vigencia de la Constitución del Estado Bolivariano de Miranda en el año 2006, pasó a ser la Contraloría del Estado Bolivariano de Miranda.

En el año 2006 toma el cargo Carlos Méndez y a finales de ese año la Contraloría General de la República, designa como Contralora Interventora a Claudia Gómez Pico, quien desempeñó el cargo durante 4 años y medio, realizando avances importantes en el Organismo.

Durante el proceso de Intervención  llevado a cabo por los funcionarios designados por la Contraloría General de la República, el Órgano Contralor sufrió cambios, que gradualmente fueron transformando a la Contraloría desde el punto de vista de su gestión interna, comenzando por una estructura organizativa adecuada y acorde a las funciones que correspondían, así como desde el punto de vista de sus normas, políticas, criterios jurídicos y actividad de control, ésta última ajustada a las exigencias de la nueva Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal del año 2002.

Hoy día, la Contraloría del Estado Bolivariano de Miranda es un órgano moderno en su infraestructura, en sus procesos y en sus métodos de control;  con normativas actualizadas a la nueva visión del Control Fiscal y  acordes con los lineamientos de la Contraloría General de la República. Cuenta con personal calificado y cada vez más técnico; la capacitación profesional y la reafirmación de los valores éticos y morales del talento humano ha sido en los últimos años una prioridad para el Organismo.

A través de sus Direcciones de Control, la Contraloría del Estado Bolivariano de Miranda, efectúa su función sobre los órganos de la Administración Central  y Entes Descentralizados del Estado Bolivariano de Miranda mediante auditorías tendientes a generar correctivos en la Administración y de esta forma contribuir al logro de una mejor Gestión Pública, teniendo como norte la lucha contra la corrupción. De allí, que su labor contralora sea fundamentalmente preventiva y para el caso de comprobar hechos irregulares es punitiva a través de la Determinación de Responsabilidades Administrativas.

La CEBM, además de cumplir su función como órgano de control fiscal,  ha comprendido la importancia de fomentar y promover la Participación Ciudadana a través de charlas y talleres que la Oficina de Atención al Ciudadano dicta a los consejos comunales y comunidades organizadas a lo largo y ancho del Estado Bolivariano de Miranda, sin importar cuan retirada esté la comunidad, llegando a capacitar a miles de ciudadanos mirandinos.

Como parte de la promoción de la Participación Ciudadana, la CEBM,  también  lleva a cabo sus Programas: Contraloría Escolar, Abuelos Contralores, Paseando por el Control,  Reto al Conocimiento de Contralorías Municipales del Estado Bolivariano de Miranda, Reto al Conocimiento Juego Todo Control.  De esta forma la Contraloría se hace partícipe del compromiso del estado para lograr el fortalecimiento del Poder Popular y el verdadero y real protagonismo del ciudadano en el control de la Gestión Pública.

La CEBM, asume con orgullo y satisfacción el lema creado por el Dr. Clodosbaldo Russían “CONTRALORES SOMOS TODOS”, consigna internalizada por todos los que conforman el organismo contralor.

Para el año 2012, la Contraloría del Estado Bolivariano de Miranda, arribó a sus 50 años de creación, se puede decir con orgullo que cuenta con servidores públicos caracterizados por su dedicación, vocación de servicio, responsabilidad, trabajo en equipo, unión y solidaridad, convirtiéndose en la mayor fortaleza de la Contraloría del Estado Bolivariano de Miranda.

Join bet365 Poker nad play.